Ahorra tiempo al preparar tus presentaciones, y ahórrales una lata a tu audiencia

Ya sabemos, trataste, te esforzaste, pero no… no lograste sintetizar tu idea para que la lámina del PowerPoint quedara más “limpia”.

Sí, es difícil y es probablemente uno de los principales problemas de las presentaciones en PowerPoint: largas sábanas de contenido que terminan siendo difíciles de presentar y ¡lo peor! latean absolutamente a tu audiencia.


Como los seres humanos leemos a una velocidad mucho mayor de la que escuchamos (escuchamos 150 palabras por minuto, pero leemos cerca de 300…imagínate) cuando vemos un texto en la pantalla, nuestro cerebro se concentra más en leerlo que en escuchar lo que va a decir el expositor. O sea, el orador puede hasta ser un molestoso que no deja de hacer ruido mientras tratamos de leer y eso es lo peor que podría pasarnos como presentadores.